Sinceramente, L. Cohen

0
241

 

 


A
mí sí me parece bien que a Leonard Cohen le hayan dado el Príncipe
de Asturias de las Letras, muy bien, ése mismo además, el de las
Letras, claro que sí, por mucho que se merezca también el de las
Artes, como a Dylan le podrían haber dado aquél igualmente y a
ambos les tendrían que dar algún día un Premio Nobel, aunque sea
el de Física por lo mucho que nos han hecho vibrar.


 


Razones
tengo todos los días pero como es uno de los (dos) cantantes de mi
vida y quien ha compuesto mi canción preferida de todas las
canciones del mundo, la carta que escribe al amigo que se ha acostado
con su mujer y vive ahora aislado en el desierto, quién sabe si
llevando o no algún tipo de diario, me sirve este premio como excusa
para escribir este post. Sigo oyendo casi cada día sus canciones,
casi siempre cantadas por él mismo pero a veces por otros, porque
hay muchas versiones de Leonard Cohen, mucha gente ha cantado sus
canciones, yo las tengo en croata, en catalán, en islandés,
francés, polaco, español (Nacho Vegas, Aute, Mari Trini, Cristina
Rosenvinge, Santiago Auserón…), italiano, alemán, danés, hebreo,
holandés… y ya hoy, casi a las cuatro de la mañana y con algo de
frío en mi calle mientras escribo esto, les voy a recomendar mis
preferidas, ésas que son maravillosas y no deben perderse.


 


El
Hallelujah
de
John
Cale, por supuesto. Yo creo que la mejor versión de Cohen.


 


La
versión de Tori Amos de
Famous Blue Raincoat,
conmovedora y sugerente. La de Lloyd Cole también me gusta mucho,
pero no tanto.


 


De
Take This Waltz, la versión de Morente en
Omega con la letra original del Pequeño vals vienés
de Lorca, que me pone la carne de gallina.


 


De
Ballad of the Absent Mare, la versión para
cortarse las venas de Javier Colis y Perla Batalla en el concierto y
el disco Acordes con Leonard Cohen, con esa traducción más
que libre al español de Alberto Manzano.


 


La
desgarradora
Suzanne
que hacen Mr. Nick Cave, Perla Batalla y Julie Christensen en
Leonard
Cohen: I´m Your Man
.


 


Y
por supuesto la estremecedora y maravillosa
If
It Be Your Will
de
Antony.


  


Disfruténlas. Sincerely,


 J.
de Ory

José Antonio de Ory es escritor, entre otros oficios que lo han llevado a vivir de un lado a otro del mundo: Colombia (en tres ocasiones), la India y Nueva York. Ahora en Madrid, continúa escribiendo cuando le da el tiempo sobre cultura y otras cosas de la vida en este blog, donde se permite contar, y opinar, cómo ve las cosas. Es autor de Ángeles Clandestinos. Una memoria oral del poeta Raúl Gómez Jattin (Ed. Norma, Bogotá, 2004).